Terremoto tradicional, Si bien el origen de este clásico cóctel no está del todo claro, la bebida goza de un amplio conocimiento popular. Esto debido a su refrescante sabor y fácil preparación.

Para realzar la experiencia sensorial y otorgarle un delicioso sabor a los licores, Floramatic cuenta con una amplia gama de ingredientes que resaltan el sabor y la particularidad de este tradicional cóctel.

Terremoto Tradicional

Vino blanco pipeño, helado de piña y un shot de granadina.  Dependiendo de la zona algunas personas le agregan fernet, ron o pisco. Esos son los ingredientes del clásico “terremoto chileno”. Combinación con la cual todos los años se celebran las tradicionales Fiestas Patrias los días 18 y 19 de septiembre. Acompañados de un grupo de amigos o familiares, según sea la ocasión.

La popularidad de este apetecido trago nace a finales del siglo XX y recibe su nombre de orígenes diferentes. Hay quienes dicen que fue inventada por el dueño del restaurante “El Hoyo”, quien quiso crear un brebaje que pasará a la historia. Se cuenta que habría realizado varias pruebas diferentes para dar con el sabor indicado. Habría mezclado vino tinto con frutilla, más tarde vino con chirimoya, hasta que unos años después dio con la preparación hoy conocida. Se dice que en 1985 habrían llegado unos reporteros alemanes a ver las consecuencias del terremoto, y uno de ellos luego de probar el trago habría exclamado ¡Este sí es un terremoto!

El segundo origen data del bar “La Piojera” donde habría sido inventado precisamente por las sacudidas que recibe la tierra. Y que ya forman parte de la idiosincrasia chilena. De acuerdo a esta creencia su nombre se debería al efecto que produce.

Sea cual sea el origen de esta preparación lo más importante es contar con los ingredientes adecuados. Además que se combinen de la mejor manera para lucirse con su resultado. En Floramatic se produce una amplia gama de  sabores, colores y especialidades para realzar cualquier licor y dar vida a la mejor experiencia sensorial al paladar, con el objetivo de que éste o cualquier otro brebaje marque la diferencia en un mercado cada vez más exigente.

Sergio Becerra, Key Account Manager de Floramatic, explica que “ El terremoto es una bebida alcohólica refrescante de un sabor inigualable, que se puede beber en cualquier época del año en algún momento especial. Pero preferentemente se consume en primavera durante la conmemoración de la independencia de Chile, o en verano”.

El apetecido terremoto se suele servir en una caña de 300 a 500 cc y se puede acompañar de un rico asado, de anticuchos, empanadas o una chorrillana. “Es una preparación a la que hay que tenerle respeto, pues tiene un sabor dulce. Es precisamente esta mezcla de dulzor y los sabores los que disfrazan esa sensación alcohólica de la bebida”. De tal manera se recomienda beber con moderación”, agrega Becerra.

“El consumo de esta bebida es estacional en nuestro país, principalmente en los meses de septiembre y octubre, y ha ido aumentando con el correr de los años”, comenta.

Cabe destacar que a la jarra de gran tamaño se le conoce como cataclismo. La repetición de un vaso se conoce como réplica y a la versión con vino tinto se le conoce como terremoto africano.

Solo o en compañía de quienes desees recuerda que Floramatic lleva en su ADN la capacidad de crear este u otros sabores y colores  para que marquen la diferencia en el mercado, lo que puede hacer de manera industrial. A partir de los exquisitos sabores que recrea es capaz de dar vida a maravillosas experiencias sensoriales. Esto para agradar al paladar de todos los consumidores y otorgar más personalidad, gusto y sabor a cualquier licor.

Si estás interesado en desarrollar y mejorar este u otro producto con los ingredientes de Floramatic contáctanos al teléfono: +56 22 520 71 00 o  puedes hacer clic aquí y contactarnos

Autor: Industrias Floramatic SpA

 

Comparte en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print